Compartimos el texto escrito por el profesor Nicolás Boeglin, de la Facultad de Derecho de la Universidad de Costa Rica. Título original: «Gaza / Israel: a propósito de la abrumadora mayoría observada en la Asamblea General de Naciones Unidas».


A raíz de una solicitud recibida por Egipto y Mauritania (véase carta conjunta), el Presidente de la Asamblea General de Naciones Unidas convocó a una nueva sesión de emergencia de dicho órgano plenario, que se realizó el pasado 12 de diciembre: ello con la finalidad de examinar la dramática situación que se vive en Gaza. Esta sesión de emergencia culminó con el voto de una resolución, cuyo primero borrador ya circulaba en algunas redes sociales (véase enlace). 

En el último informe de Naciones Unidas antes de dicha votación (al 11 de diciembre), se indicaba que:

According to the MoH in Gaza, between 7 October and 11 December afternoon, at least 18,205 Palestinians were killed in Gaza, about 70 per-cent of whom are said to be women and children, and about 49,645 were reportedly injured.Many more people are missing, presumably under the rubble, waiting for rescue or recovery […] Overall, 104 Israeli soldiers have been killed in Gaza since the start of the Israeli ground operations, and another 582 have been injured, according to the Israeli military.

De manera a tener una idea del efecto devastador de los bombardeos de Israel en Gaza, en este mismo informe, se registraba lo siguiente con relación a los más recientes observados:

On 10 December, at about 15:40, a bicycle was reportedly hit, near Jalal Street, in the centre of Khan Yunis, killing 2 Palestinian children who were riding it. […] On 10 December, at about 18:10, 22 people were reportedly killed when a house was hit in Al Maghazi Refugee Camp. […] On 11 December, at about 02:15, ten people were reportedly killed when a residential apartment was hit, west of Rafah. […] On 11 December, at about 11:00, ten people were reportedly killed when a house was hit in Deir Al Balah.

Cabe precisar que este reciente informe de la ONG AirWars detalla un solo ataque aéreo realizado el 25 de octubre por parte de Israel, que causó la muerte de más de 100 personas en Gaza. 

Con respecto a la situación en la parte Sur de Gaza, donde la ayuda humanitaria entra de manera muy limitada ante las carencias de todo tipo que sufren las personas desplazadas venidas de la parte Norte, los responsables de Naciones Unidas han descrito la situación como «apocalíptica» (véase artículo de The Guardian del 5/12/2023).

Nótese que recientemente se leyó en Francia por parte de un reconocido experto y exmilitar galo especialista en efectos de bombardeos aéreos, que el saldo mortífero en Gaza podría ser muy superior. Utilizando el número de bombas que Israel oficialmente reconoce haber largado desde los aires sobre Gaza desde el 7 de octubre, indica en sus últimas reflexiones que publica en su blog (véase su nota completa del 16 de diciembre, titulada «Israël contre le Hamas, un carnage y compris pour les otages ? «) que:

Avec au moins 450 bombardements (aériens et tirs d’artillerie) par jour, cela représente au minimum un nombre de victimes équivalent puisque ces tirs sont par nature très meurtriers. Les dégâts sont considérables : 63 jours par 450 tués = 28,000 morts au minimum, soit une « fourchette » probable de 25 à 35 mille morts, auxquels il faut rajouter 3 à 4 fois plus de blessés, donc un total de plus de 125,000 morts et blessés après 9 semaines de bombardements (et une semaine de trêve).

Este 17 de diciembre, es la Organización Mundial de la Salud (OMS) la que describió como un «baño de sangre» el hospital de Al-Shifa en Gaza (véase comunicado de prensa) ante la imposibilidad de los médicos y enfermeros de atender correctamente a los numerosos pacientes graves que llegan continuamente a este centro hospitalario. Por su parte la ONG Human Rights Watch en un comunicado posterior (véase texto completo) ha denunciado a Israel por recurrir al peor recurso al que un Estado puede someter a una población civil en el marco de un conflicto armado: la hambruna. 

Otros llamados desde Naciones Unidas ante la insensatez de la respuesta militar israelí

Desde la oficina del Alto Comisionado para los Derechos de Naciones Unidas, la Relatora Especial de Naciones Unidas sobre los Territorios Ocupados Palestinos recientemente hizo un llamado a la comunidad internacional (véase entrevista en France24), y sus colegas de Naciones Unidas respaldaron su posición (véase comunicado conjunto publicado el 8 de diciembre y titulado «UN experts urge States to unite for peace and push for ceasefire in Gaza»).

El pasado 14 de diciembre, fueron varios los expertos en derechos humanos de Naciones Unidas los que reiteraron la urgencia de un cese al fuego humanitario ante la insensatez de la operación militar israelí en Gaza: véase su comunicado de prensa titulado «Occupied Palestinian territory and Israel: UN experts call for permanent ceasefire to protect rights and futures of women and girls«. 

La solicitud conjunta en breve

En su carta al Presidente de la Asamblea General, Egipto y Mauritania indicaban que:

In the absence of a ceasefire and in light of the ongoing grave breaches of international law, including humanitarian and human rights law, and violations of the relevant United Nations resolutions, including resolution ES-10/21, the situation in the Occupied Palestinian Territory, including East Jerusalem, particularly in the Gaza Strip, has continued to dramatically deteriorate.

Es de notar que ambos Estados hicieron también referencia en su misiva a la resolución 377 (véase texto y enlace a versiones oficiales) adoptada en 1950 por parte de la Asamblea General, la cual reconoce competencias a la Asamblea General cuando el Consejo de Seguridad se muestra incapaz de asegurar la paz y la seguridad internacionales. En efecto, en la resolución 377 de la Asamblea General adoptada en 1950 (Nota 1) se lee que:

Resuelve que si el Consejo de Seguridad, por falta de unanimidad entre sus miembros permanentes, deja de cumplir con su responsabilidad primordial de mantener la paz y la seguridad internacionales en todo caso en que resulte haber una amenaza a la paz, un quebrantamiento de la paz o un acto de agresión, la Asamblea General examinara inmediatamente el asunto con miras a dirigir a los miembros recomendaciones apropiadas para la adopción de medidas colectivas, inclusive, en caso de quebrantamiento de la paz o acto de agresión, el uso de fuerzas armadas cuando fuere necesario, a fin de mantener o restaurar la paz y la seguridad internacionales.

Una rápida puesta en contexto

Esta iniciativa conjunta de Egipto y de Mauritania se originó precisamente en el hecho que un veto solitario, ejercido por Estados Unidos en el seno del Consejo de Seguridad impidió la adopción de una resolución propuesta por Emiratos Árabes Unidos, la cual reunió 13 votos a favor y una abstención (Reino Unido): véase al respecto nota de prensa oficial de Naciones Unidas del 8 de diciembre y este comunicado de prensa

En su declaración, el delegado de Emiratos Árabes Unidos no dudó en externar (véase texto completo de su intervención) que:

The United Arab Emirates is deeply disappointed with the outcome of today’s vote. Regrettably, and in the face of untold misery, this Council is unable to demand a humanitarian ceasefire. Let me be clear. Against the backdrop of the Secretary-General’s grave warnings, the appeals by humanitarian actors, the world’s public opinion – this Council grows isolated. It appears untethered from its own founding document. What is the message we are sending Palestinians if we cannot unite behind a call to halt the relentless bombardment of Gaza? Indeed, what is the message we are sending civilians across the world who may find themselves in similar situations?

Este veto norteamericano ha contribuido a aislar cada vez más a Estados Unidos y a consolidar el profundo repudio que ha generado su total apoyo a Israel desde que iniciaron las acciones militares desproporcionadas e indiscriminadas sobre Gaza por parte de Israel, en respuesta al ataque perpetrado por el Hamás en la mañana del pasado 7 de octubre del 2023. Asimismo, este veto norteamericano confirma la soledad de Estados Unidos dentro del mismo Consejo de Seguridad, ya observada en ocasiones pasadas cuando se trata de Israel (Nota 2).

Tuvimos adicionalmente la oportunidad de analizar la carta del Secretario General de Naciones Unidas del pasado 6 de diciembre, recurriendo al artículo 99 de la Carta (véase documento S/2023/962): su lectura se recomienda, al tratarse de una herramienta jurídica usada por el Secretario General tan solo una decena de veces desde 1945. Remitimos a nuestros estimables lectores a nuestra nota titulada «Gaza / Israel: Secretario General de Naciones Unidas activa Artículo 99 de la Carta de Naciones Unidas» publicada el mismo 6 de diciembre del 2023.

La reacción de Israel a esta iniciativa del Secretario General no se hizo esperar, calificando al máximo representante de Naciones Unidas como una “amenaza a la paz mundial” (véase nota de ElPais / España): una reacción iracunda más, de las muchas gesticulaciones oficiales israelíes que ya no impresionan mayormente a nadie en Naciones Unidas (ni tampoco fuera de ella), y recuerdan unas cuantas previas de la misma índole (Nota 3). 

Cabe señalar que un ejercicio similar en la Asamblea General luego de un único veto de Estados Unidos en el Consejo de Seguridad tuvo lugar en el mes de octubre, reuniendo Israel y Estados Unidos tan solo 12 votos en contra frente a 120 votos favorables: véase nuestra nota nuestra del 27 de octubre titulada «Gaza / Israel: a propósito de la abrumadora mayoría con la que la Asamblea General de Naciones Unidas adoptó una resolución pidiendo un alto a la violencia en Gaza y el respeto al derecho internacional humanitario«).

Con relación al texto propuesto que circuló algunos días previos al 12 de diciembre, y la posición de la delegación de Estados Unidos de cara al voto que se dio en la Asamblea General, se lee en este comunicado de prensa del 12 de diciembre de Naciones Unidas que: 

The US amendment reflects its continued point of contention regarding Hamas, which it designates as a terrorist group, calling for wording to be inserted “unequivocally” rejecting and condemning “the heinous terrorist attacks by Hamas that took place in Israel starting 7 October 2023 and the taking of hostages” as the first operative paragraph.

Como previsible, la enmienda norteamericana presentada antes del voto del 12 de diciembre (véase documento A/ES-10/L.29) conoció la misma suerte que la enmienda canadiense presentada en octubre del 2023 para intentar modificar la resolución adoptada (véase documento A/ES-10/L.26): ambas fueron descartadas, por falta de votos a favor suficientes. Un intento de Austria (véase documento A/ES-10/L.28) para la votación del 12 de diciembre tampoco fructificó. Es notorio que estas propuestas de enmiendas fueran presentadas no por varios, sino por un solo Estado (de los 193 Estados con los que cuenta la Asamblea General de Naciones Unidas) poniendo en evidencia la soledad de sus autores.

Dos batallas diplomáticas para Israel (y Estados Unidos): 27 de octubre y 12 de diciembre

Esta nueva contienda diplomática en el órgano plenario de Naciones Unidas arrojó resultados aún menos favorables para Israel y para su incondicional aliado norteamericano: la condena ya es generalizada ante las desgarradoras imágenes de civiles palestinos heridos, muchos de ellos niños y mujeres, huyendo de los bombardeos israelíes, así como las de la destrucción deliberada e intencional de centros de atención médica y ambulancias en Gaza por parte de las fuerzas militares de Israel.

No está de más señalar que los periodistas en Gaza se han convertido en blancos militares para Israel, y que un informe (también al 11 de diciembre) reportaba la muerte de 63 profesionales de la información en Gaza y en el Sur del Líbano (véase informe). Las conclusiones a las que llegó la ONG Airwars con relación a los periodistas asesinados en el Sur del Líbano son contundentes (véase informe del 7 de diciembre del 2023).

En esta muy reciente entrevista a un periodista israelí publicada en España, se hace ver que la cobertura de medios israelíes en Israel no informa sobre todo lo que ocurre en Gaza con las víctimas palestinas.

La comparación entre el tablero del 27 de octubre y el del voto que se registró este 12 de diciembre permite observar cuáles son los Estados con los que aún cuenta Israel: por parte de América Latina, era previsible que nuevamente el único en votar en contra fuera Guatemala; al tiempo que, en el hemisferio americano, era de gran interés observar si Canadá mantenía su inesperada abstención de octubre pasado … o decidía finalmente votar a favor de un cese al fuego humanitario, alejándose de lo que denominamos en una publicación anterior  «el núcleo duro de la coalición» con la cual Israel siempre ha podido contar, a saber: Australia, Canadá, Islas Marshall, Micronesia, Nauru, Palau y Estados Unidos (Nota 4).

Se reproduce a continuación el tablero de la votación acaecida el pasado 27 de octubre del 2023:

Compartimos el texto escrito por el profesor Nicolás Boeglin, de la Facultad de Derecho de la UCR sobre la situación Gaza / Israel y la ONU.

Finalmente, si bien en el voto de mes de octubre, se registraron 45 abstenciones, muchos de los 45 Estados «abstinentes» optaron este 12 de diciembre por votar a favor del texto propuesto. Cabe también indicar que, en el voto de octubre, 14 Estados optaron por el «No Show» (ausencia del delegado al momento de registrarse la votación) que esta vez optaron por votar a favor. 

Pocos minutos ante de las 16:30 de este 12 de diciembre, el voto de la resolución presentada (véase texto reproducido al final de estas breves reflexiones) arrojó el siguiente resultado: 153 a favor, 10 en contra y 23 abstenciones, según se detalla en el tablero de votación que se reproduce a continuación. En América Latina, a la previsible Guatemala se unió Paraguay entre los 10 votos en contra; mientras que Argentina optó esta vez por abstenerse, evidenciándose el drástico cambio de rumbo en materia de política exterior. 

Como detalle bastante notorio, Australia, que, al igual que Canadá, constituye el «núcleo duro» histórico de Estados con los que siempre Israel ha podido contar en sus contiendas diplomáticas en Naciones Unidas, votó esta vez a favor del texto, al igual que Canadá: una señal inequívoca que Israel está perdiendo a sus más cercanos aliados, al continuar a llevar a cabo una acción punitiva colectiva en contra de la población civil de Gaza, en respuesta al ataque perpetrado por el Hamás el 7 de octubre pasado.

Compartimos el texto escrito por el profesor Nicolás Boeglin, de la Facultad de Derecho de la UCR sobre la situación Gaza / Israel y la ONU.

A modo de conclusión

Realizada el 12 de diciembre la votación, es el día siguiente que una gran cadena norteamericana de noticias reveló que, según un informe interno de Estados Unidos,  gran parte de los bombardeos en Gaza son realizados por Israel desde el 7 de octubre con artefactos que no cuentan con ningun mecanismo de precisión moderna, denominados «dumb bombs» (véase artículo de CNN titulado «Nearly half of the Israel munitions dropped on Gaza are imprecise «dumb bombs» US intelligence assesment finds«, cuya lectura se recomienda). Una entrevista con dos ex militares norteamericanos sobre esta revelación (véase texto) permite conocer más de la práctica de los bombardeos aéreos y de lo inédito que resulta la opción usada por Israel en Gaza desde el 7 de octubre.

Se trata de una revelación que viene a desdecir el argumento oficial israelí de supuestas «bombas inteligentes» usadas por Israel en Gaza, y que viene a confirmar, desde la perspectiva del derecho penal internacional, la comisión reiterada de crímenes de guerra por parte de Israel, al usar este tipo de artefactos en una zona tan densamente poblada como Gaza. No es la primera vez que argumentos contundentes de Israel resultan falaces: este artículo de The Guardian del 17 de noviembre y este reportaje posterior publicado en The New York Magazine hacen ver que el supuesto «centro de operaciones» del Hamás debajo del hospital Al-Shifa en Gaza nunca se encontró.

Con esta abrumadora mayoría obtenida en favor de un cese del fuego humanitario este 12 de diciembre, precedida por la carta del Secretario General de Naciones Unidas dada a conocer el 6 de diciembre en igual sentido, y por el solitario veto de Estados Unidos observado el 8 de diciembre en el seno del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, se confirma el aislamiento total de Israel. A la vez, estos resultados colocan al principal aliado de Israel (Estados Unidos) en una posición indefendible ante la opinión pública internacional, así como ante la misma opinión pública norteamericana.

Una organización como Human Rights Watch no dudó en pedir públicamente a Estados Unidos reconsiderar su veto anterior (véase comunicado) el pasado 15 de diciembre. Desde esta misma fecha, un nuevo borrador de resolución ante el Consejo de Seguridad presentado por Emiratos Árabes Unidos (véase texto que circula en redes) augura a la diplomacia norteamericana un laborioso cierre de año.

Texto compartido por Nicolás Boeglin, Profesor de Derecho Internacional Público, Facultad de Derecho, Universidad de Costa Rica (UCR). Contacto: nboeglin@gmail.com


Notas

Nota 1: Sobre los alcances jurídicos de la resolución 377 y el Consejo de Seguridad, véase LEPRETTE J., «Le Conseil de Sécurité et la Résolution 377 A (1950)«, Vol. 34, AFDI (Annuaire Fran

Nota 1: Sobre los alcances jurídicos de la resolución 377 y el Consejo de Seguridad, véase LEPRETTE J., «Le Conseil de Sécurité et la Résolution 377 A (1950)«, Vol. 34, AFDI (Annuaire Français de Droit International) 1988, pp. 424-435. Texto completo del artículo disponible aquí

Nota 2: Estados Unidos ha votado de manera solitaria en el seno del Consejo de Seguridad cuando se discute sobre la forma tan peculiar que tienen las autoridades de Israel de actuar, al desafiar abiertamente las normas del derecho internacional público: 

–  en su sesión del 1ero de junio del 2018, para un texto propuesto por Kuwait (véase enlace al documento S/2018/516) condenando el uso desproporcional de la fuerza por parte de Israel contra manifestantes palestinos desarmados durante lo que se denominó «La Gran Marcha«, el voto obtenido fue de 10 a favor, 1 en contra (Estados Unidos) y 4 abstenciones (Etiopía, Países Bajos, Polonia y Reino Unido): véase acta de sesión S/PV.8274.

–  en su sesión del 19 de diciembre del 2017, con ocasión de un texto propuesto por Egipto condenando el traslado de embajadas a la ciudad de Jerusalén (véase enlace a documento S/2017/1060), el voto registrado fue de 14 votos a favor y un único voto en contra (Estados Unidos): véase acta S/PV.8139.

–  un mismo resultado de 14 a favor y un solo veto norteamericano se observó el 18 de febrero del 2011, con ocasión de una resolución condenando los asentamientos ilegales de Israel en Cisjordania y Jerusalén Oriental (véase enlace a documento S/2011/24)en el acta S/PV.6484 de esta sesión, en la que la delegación de Estados Unidos registró tan llamativa marca, se indica los votos registrados (en página 4).

Nota 3: Cabe recordar que cuando la Fiscalía de la Corte Penal Internacional (CPI) anunció que había procedido a iniciar formalmente una investigación en Palestina en diciembre del 2019, el Primer Ministro y el Ministro de Defensa en Israel no encontraron mejor argumento que el de descalificar a la CPI indicando que es “antisemita” (véase la nota del Jerusalem Post y este cable de la agencia Reuters).

Nota 4: Véase al respecto BOEGLIN N., «América Latina ante solicitud de opinión consultiva a justicia internacional sobre la situación en Palestina: breves apuntes sobre insólito voto en contra de Costa Rica«, La Revista.cr, edición del 1/02/2023. texto disponible aquí.


Documento /material: texto de la resolución adoptada por la Asamblea General de Naciones Unidas este 12 de diciembre del 2023 en versión en español y en inglés

La Asamblea General, 

Guiada por los propósitos y principios de la Carta de las Naciones Unidas, 

Recordando sus resoluciones relativas a la cuestión de Palestina, 

Recordando también todas las resoluciones pertinentes del Consejo de Seguridad, 

Tomando nota de la carta de fecha 6 de diciembre de 2023 dirigida a la Presidencia del Consejo de Seguridad por el Secretario General 1 en virtud del Artículo 99 de la Carta de las Naciones Unidas, 

Tomando nota también de la carta de fecha 7 de diciembre de 2023 dirigida a su Presidencia por el Comisionado General del Organismo de Obras Públicas y Socorro de las Naciones Unidas para los Refugiados de Palestina en el Cercano Oriente, 

Expresando grave preocupación por la situación humanitaria catastrófica en la Franja de Gaza y por el sufrimiento de la población civil palestina, y poniendo de relieve que es preciso proteger a las poblaciones civiles palestina e israelí conforme al derecho internacional humanitario, 

1. Exige un alto el fuego humanitario inmediato; 

2. Reitera su exigencia de que todas las partes cumplan sus obligaciones en virtud del derecho internacional, incluido el derecho internacional humanitario, en particular respecto de la protección de los civiles;

3. Exige la liberación inmediata e incondicional de todos los rehenes y que se garantice el acceso humanitario; 

4. Decide suspender temporalmente el décimo período extraordinario de sesiones de emergencia y autorizar a la Presidencia de la Asamblea General en su período de sesiones más reciente a que lo reanude cuando lo soliciten los Estados Miembros.

The General Assembly, 

Guided by the purposes and principles of the Charter of the United Nations, 

Recalling its resolutions regarding the question of Palestine, 

Recalling also all relevant Security Council resolutions, 

Taking note of the letter dated 6 December 2023 from the Secretary-General, under Article 99 of the Charter of the United Nations, addressed to the President of the Security Council,

Taking note also of the letter dated 7 December 2023 from the Commissioner General of the United Nations Relief and Works Agency for Palestine Refugees in the Near East addressed to the President of the General Assembly,

Expressing grave concern over the catastrophic humanitarian situation in the Gaza Strip and the suffering of the Palestinian civilian population, and emphasizing that the Palestinian and Israeli civilian populations must be protected in accordance with international humanitarian law,

1. Demands an immediate humanitarian ceasefire;

2. Reiterates its demand that all parties comply with their obligations under international law, including international humanitarian law, notably with regard to the protection of civilians;

3. Demands the immediate and unconditional release of all hostages, as well as ensuring humanitarian access;

4. Decides to adjourn the tenth emergency special session temporarily and to authorize the President of the General Assembly at its most recent session to resume its meeting upon request from Member States.