Localizado en la provincia de Puntarenas, se encuentra este maravilloso lugar llamado “Mal País “.

Un pueblo tranquilo de exuberante vegetación que colinda con la Reserva Natural Cabo Blanco, lo cual la enriquece más, a Mal País lo localizamos en el extremo sureste de la Península de Nicoya. 

Bienvenidos a este pintoresco pueblo en donde la mayoría de sus habitantes son pescadores, quienes serán los protagonistas de este artículo.

Mal País, un pueblo de pescadores.

Mal País es famoso por sus exóticas playas de color turquesa, su fauna, y sus pozas, pero aún más por sus pescadores, entre ellos podemos hablar de Don Alvaro Rodríguez, quien en un inicio trabajaba en la finca de su papá y a sus 24 años decidió dedicarse a la pesca y de esta manera ganarse la vida para mantener a su familia, tiene 35 años de realizar esta labor, la cual desempeña con gran ahínco junto a 34 pescadores independientes que se han unido en un grupo de trabajo para sacar adelante la pesca artesanal.

Normalmente salen en sus botes o “pangas” como le llaman ellos entre 6:30 y 7:00 de la mañana para adentrarse en mar abierto en busca de su único objetivo: la pesca del atún aleta amarilla, el pargo, la cabrilla o el dorado conocido como Mahi Mahi, sus pangas están armadas con un motor fuera de borda, chalecos salvavidas y sus cañas o redes de pescar. 

En tiempos fuera de la temporada de pesca, se dedican a realizar tours por las islas cercanas y para los turistas más aventureros llevarlos a bucear y a atrapar su propia cena o almuerzo.

Toda embarcación que zarpa desde Mal País debe tener a alguien responsable al mando, entre ellos el capitán David Ramirez, quien se dedica a este oficio desde la corta edad de 12 años, es nativo de la zona y ama lo que hace, explica que sus días de trabajo son arduos pero que la recompensa vale la pena, ya que su producto y su servicio es bien recibido por los clientes.

Usted se preguntará ¿cómo es que funciona ésto? Estas personas salen muy temprano en sus pangas, pescan y traen su mercadería al Centro de Acopio que se encuentra en la playa de Mal País, ahí tienen un área de limpieza donde descaman y filetean el pescado, luego lo colocan en cámaras frigoríficas debidamente empacado y a partir de ese momento estará disponible para la venta.

Estas personas son tan amables que si usted decide comprar el pescado fresco y comérselo ahí, ellos le pueden preparar un fresco sashimi con un atún recién salido del mar, se lo filetean en el momento para que usted lo pueda degustar.

Toda la comunidad se beneficia 

Muchos, todas las personas que vivimos en la zona nos vemos beneficiados con ellos ya que tenemos a mano un producto fresco, saludable y a la vez le damos un apoyo a nuestros pescadores, a la pesca artesanal, y a todas esas familias que viven de esto para salir adelante.

Así que la próxima vez que visite Mal País o sus alrededores como Santa Teresa, dése una vuelta por el Centro de Acopio y así colabora con la economía local y usted podrá disfrutar de un delicioso pescado fresco a su mejor estilo, como un: tartar de atún, pescado entero frito, cabrilla en salsa de tomate o como usted lo desee preparar, mientras tanto yo le digo BUEN PROVECHO!

PARA RECORDAR. Los pescadores de Mal País traen beneficios para toda la comunidad. Ayudando a la pesca local, consumiendo sus productos nos beneficiamos todos

Paola Espinoza Alcoser                                                  IG: @paolachef

Chef                                                                                   FB: Baklava Gourmet

Celular 8825-6153                                                             FB: Paola Espinoza Alcoser 

paolaealcoser@gmail.com